SALVÓ: “TENEMOS QUE SALIR A MORDER”

SALVÓ: “TENEMOS QUE SALIR A MORDER”

Miquel Salvó (Vilanova i la Geltrú, 1994) está siendo una de las piezas importantes del Delteco GBC este inicio de temporada. A sus 23 años recién cumplidos, el alero acumula una media de 19 minutos, 5.1 puntos y  3.1 rebotes para 6.4 de valoración. Cifras nada desdeñables para un joven que en apenas 3 años ha pasado de competir en la Liga EBA a la máxima categoría del baloncesto nacional.

Su inexperiencia en la competición ha pasado desapercibida debido a su rápida adaptación y su confianza y saber hacer en los minutos en los que Fisac cuenta con él en pista.  Salvó tiene caro que la clave de su adaptación a la Liga Endesa es el trabajo diario con el cuerpo técnico y sus compañeros: “El nivel de entrenamientos es muy bueno, y eso ayuda mucho en los partidos a los que somos novatos en la categoría. Estoy contento con el equipo y con el club y pienso que podemos hacer grandes cosas juntos”.

A pesar de su debut en la liga esta temporada, Salvó ha logrado librarse de las novatadas de sus compañeros, suerte que no corrieron Beraza y Azpeitia, que tuvieron que sufrir unos nada discretos cortes de pelo en el vestuario tras sus primeros minutos en la Liga Endesa. “Digamos que ellos eran debutantes guipuzcoanos, ¡esa ha sido mi excusa para librarme!”, se defiende el catalán.

En cuanto a la marcha del equipo, el alero de 2.05m reconoce que “empezamos compitiendo en Gran Canaria, sabíamos que nos esperaban campos difíciles y hemos tenido partidos mejores y peores. Empezamos muy bien con dos victorias seguidas que nadie se esperaba y ahora hemos tenido algunas derrotas, pero  ni antes éramos tan buenos ni ahora tan malos, tenemos que seguir esta línea”.

El próximo reto del Delteco GBC llega este mismo domingo a las 18.00h en el Donostia Arena ante Unicaja, un partido que el equipo afronta “como todos los demás. Ahora sabemos que tenemos que estar más unidos que nunca, porque cuando se pierde o no salen las cosas como quieres es un poco más difícil empezar la semana, pero tenemos que ir a muerte. Sabemos que si te relajas un minuto te pueden superar de 20, por eso tenemos que competir los 40 minutos  como todos los partidos y salir a morder”.